¿Derecho a las armas? Si, pero con responsabilidad

Armas

Por Facundo Olivera Ordeig

Facundo Olivera Ordeig
Tec. en Gestión Turística y Hotelera. Dirigente de @CimarronesPN. Lista 66. Congesal Nacional (s) por la Juventud del Partido Nacional. Síguelo en Twitter

La crisis en seguridad ciudadana ha conseguido que pensemos que es correcto o necesario comprar un arma para protegernos a nosotros mismos o a nuestros seres queridos, por lo que el resultado de la encuesta que realicé en mi cuenta de Twitter sobre la cuestión a tratarse aquí no me sorprendió, y aunque me encuentro a favor de la tenencia responsable de armas de fuego, no lo recomiendo a menos que en verdad cuentes con una razón más allá del miedo o la preocupación, válidas pero no suficientes para adquirir una por el simple hecho de que la responsabilidad que adquirimos en el momento que se nos extiende el permiso no es equiparable con nuestro sentimiento de desamparo por parte del Estado. Comencemos.

En primer lugar la adquisición de un arma nos plantea una pregunta que debemos responder frente a un momento de crisis, de ansiedad, de miedo y de presión, ¿somos capaces de asesinar? Si en este instante me dices que sí, te sugiero que agendes una sesión con un psicólogo para que sea él quien abra tus ojos, pues cuando a altas horas de la madrugada dos hombres ingresen a tu hogar con la intención de robar, violar e incluso de asesinar, sin pensar en consecuencia alguna, tú pensarás en tu familia, en lo que les sucederá si tú eres el que cae, por lo que mientras sales de tu dormitorio empuñando un revólver, son las milésimas de segundo antes de decidirte por jalar el gatillo las que sellarán tu destino, en este momento tu pareja, tus hijos, tus hermanos y amigos se encuentran llorando tu muerte o esperando a que tu dios te sonría mientras te encuentras en el quirófano.

En el segundo y último punto es necesario adentrarnos de lleno en la regulación, la cual aunque se ha endurecido durante el gobierno del Frente Amplio mientras que el sector Casa Grande insiste con el desarme civil, nos hace pensar que se deben de realizar cambios para, además de los requisitos necesarios para obtener el permiso, incluir un examen de condición psicofísica en el que se realice una prueba de tiro para evaluar si la persona es capaz de continuar portando un arma, reduciendo la posibilidad de que con esta atente contra su propia vida o la de un ser querido. Por otra parte, también se puede pensar en inspeccionar mediante visitas esporádicas de un funcionario del Servicio de Material y Armamento para asegurar al Estado que la persona, por ejemplo, no guarde el arma en un sitio de fácil acceso para los niños o que la tenga en malas condiciones. Como he dicho, pienso que cada uno de nosotros puede acceder a un arma, tal vez a algunas de mayor calibre de lo que se permite actualmente, pero con una regulación que asegure la responsabilidad por parte de la sociedad para que la misma no siga el pésimo ejemplo de Estados Unidos donde en un supermercado se puede encontrar el mismo rifle de asalto que utilizan las Fuerzas Armadas al momento de combatir al terrorismo “islámico”, lo que como hemos visto ha desencadenado en actos de terrorismo interno, en niños que se han “suicidado” mientras jugaban con una, o en el asesinato de familias enteras al estar en manos de un desequilibrado mental.

Hasta la próxima.

Tec. Facundo O. Ordeig

Comenta
Acerca de Comodín 2775 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager