Comprar una garrafa de Megal es “entrar una bomba a su casa”, advierte el sindicato

El sindicato de Megal debió levantar este miércoles el bloqueo que mantenía en los portones de la planta de producción de la empresa, luego de que ésta interpusiera un recurso de amparo para la libre circulación de los camiones, que no podían entrar ni salir de la planta.

El dirigente sindical Ernesto Domínguez dijo a Montevideo Portal que el bloqueo se realizó porque “no están dadas las condiciones de salud ni seguridad para sacar las garrafas a la calle”, ya que están trabajando menos operadores de los requeridos en la producción.

En un comunicado, la Organización Sindical de Trabajadores de Megal (OSTM) dijo que comprar una garrafa de esta marca es “entrar una bomba” a la casa. “Yo no sé qué garrafas le salen a la población y en qué condiciones. Nosotros no queremos ser cómplices de eso, por eso trancamos el portón”, argumentó Domínguez.

“Yo le diría a la población que no compre garrafas Megal, porque no tienen garantías. No se cumple el mantenimiento de las mismas y puede haber una garrafa que tenga pérdidas por el cuello o por la base de la válvula y que quede en una casa perdiendo gas, con lo cual una chispa generaría una explosión”, advirtió.

Además, desde OSTM sostienen que esta medida no va a alcanzar para normalizar la distribución, que está afectada desde que comenzó la medida de paro el pasado 30 de enero, ya que solo están trabajando en la planta 12 o 13 personas “que ni siquiera son todos de producción, porque algunos trabajan en el taller de reparación”.

Domínguez advirtió que el sindicato tiene “una batería de medidas” planificadas y que cuentan con el apoyo del PIT-CNT, Fuecys y Fancap.

Fuente: Montevideo Portal

Comenta