Cómo las nuevas tecnologías nos ayudan a ahorrar en las facturas del hogar

Casas Inteligentes
El recibo de la luz, del gas, del agua, de Internet... Todas estas facturas nos tienen fritos y no nos queda más remedio que hacerle frente cuando toca.

Seguro que como consumidor avispado habrás seleccionado la tarifa de luz y gas que más se ajusta a tus necesidades y habrás puesto en práctica trucos para reducir el consumo de ciertos electrodomésticos que tienes en el hogar como los que te dimos en Portaltic en “Los 6 enemigos de tu factura”. Pero puedes hacer más para ahorrar en tus facturas. ¿Cómo? Ayudándote de las nuevas tecnologías.

La automatización de sistemas como la iluminación o la calefacción controlada desde el propio ‘smartphone’ es una de las tendencias del momento y que más puede favorecer al ahorro energético. Una de las opciones que tenemos a nuestra disposición actualmente es la instalación de dispositivos que permiten controlar el consumo. Se conocen como monitores de consumo y pueden llegar a ahorrar hasta un 18 por ciento en tu factura de la luz.

En Portaltic os vamos a hablar de estas y otras alternativas de las que podéis echar mano para así ahorrar más en vuestras facturas. ¡Porque las nuevas tecnologías son nuestras aliadas!

MEDIDORES DE CONSUMO
Podemos usar por ejemplo medidores de consumo total, como el Engage Hub kit de Efergy, que nos informan de cuánta energía utilizamos en toda la casa en cada momento. Además, nos permiten mantener un seguimiento de ese consumo por meses, semanas, días, etc. El kit esta compuesto por un sensor en forma de pinza que se conecta al cable de entrada de corriente en el cuadro eléctrico, un emisor fuera del cuadro y una centralita conectada al router. La información se descarga en el ordenador en forma de tablas de datos y en grácos.

Otro medidor eléctrico que nos puede ayudar es Mirubee. Se instala en el cuadro general eléctrico de nuestra casa y se encarga de medir el consumo por segundo. El medidor viene acompañado de una aplicación móvil y a través de ella nos llega el consumo eléctrico en tiempo real. El algoritmo de Mirubee es capaz de detectar hasta nueve tipos de electrodomésticos distintos: nevera, lavadora, lavavajillas, horno, secadora, microondas, vitrocerámica que no sea de inducción, radiadores y termos.

La startup española que está detrás de Mirubee considera que conociendo el consumo de cada electrodoméstico podemos atajar mejor los problemas que tenemos con nuestras facturas, tomar medidas para reducir el consumo de energía e incluso saber si es necesario cambiar algún electrodoméstico por otro más eciente. La empresa calcula que podemos ahorrarnos entre un 10 y un 15 por ciento de la factura de la luz.

El algoritmo de Mirubee no controla el gasto eléctrico de aparatos como ordenadores, televisores, aire acondicionado o tostadoras porque no detecta su huella pero con el medidor podemos conocer otros datos: nos dice si la potencia
contratada es superior a la que necesitamos y podemos evaluar si nos interesa un cambio de tarifa por discriminación horaria. El medidor se puede comprar en la web de Mirubee por 119,50 euros.

TERMOSTATOS INTELIGENTES
Otra forma de ahorrar es instalar un termostato inteligente, como Momit o Wattio o el recién salido al mercado Lyric T6 de Honeywell. Los tres tienen en cuenta las características de tu hogar así como tus hábitos de consumo y otorgan al usuario capacidad de controlar la temperatura de su hogar desde una simple aplicación móvil.

El termostato Lyric T6 de Honeywell controla la temperatura de la vivienda en función de la ubicación del usuario gracias a su función de Geofencing. El aparato es capaz de crear un“perímetro virtual” que detecta cuando alguien se acerca a determinada distancia calentando la vivienda a la temperatura previamente indicada y se encarga de bajar la temperatura cuando te vas de casa, así que la eciencia energética y el ahorro de costes están garantizados. Es compatible con Apple HomeKit, tiene conectividad Wi-Fi, dispone de pantalla táctil para comodidad del usuario y está disponible a partir de 199 euros en la web de Honeywell.

Momit, por su parte, te promete un ahorro de hasta un 30 por ciento en la factura energética con su termostato. Este aprende de tus hábitos para asegurarte un verdadero ahorro y un nivel máximo de confort. Además, cuenta con una aplicación, momit Smart Thermostat App, que puedes manejar de manera sencilla sin moverte del sofá o cuando estás fuera de casa.

Momit Smart Thermostat cuenta con control de calor y frío. A través de un calendario puedes programar tu termostato para que se adapte a tu rutina diaria y así optimizar el ahorro energético;cuenta con geolocalización de forma que sabe exactamente a qué distancia te encuentras de casa para asegurarte la mejor temperatura en cuanto llegues. Asimismo apagará la climatización cuando detecte que estás lejos de casa; tiene conexión WiFi integrada para una rápida conexión a Internet.

Momit Smart Thermostat tiene además un sensor de movimiento que detecta si hay alguien en casa y apaga la climatización en el caso de que no haya nadie, evitando así consumos innecesario.

La otra opción, Wattio, cuenta con una oferta muy interesante. A través de cuatro elementos, que pueden combinarse entre sí o utilizarse por separado, se encarga de la automatización del encendido y apagado de los electrodomésticos y de otros dispositivos así como de programar la calefacción con el objetivo de ahorrar.

Esos cuatro elementos son los siguientes: “Bat”, un monitor que se coloca en el cuadro eléctrico; “Gate”, el panel de control táctil desde el que manejar todo el sistema; “Pod”, un adaptador para los enchufes y “Thermic”, un termostato.

Con el termostato de Wattio también podrás automatizar la calefacción gracias a los calendarios que se pueden programar fácilmente desde su aplicación y podrás controlar la temperatura de tu hogar con su aplicación para móvil aunque no estés en casa.

A través del enchufe inteligente Pod de Wattio podemos controlar tanto el consumo eléctrico como el encendido y el apagado del aparato desde nuestro smartphone, además podemos eliminar el stand by, un consumo innecesario que
puede suponer hasta el 10 por ciento de nuestra factura. Wattio ofrece distintos packs en su página web: el básico, el Pack Confort cuesta 194,90 euros y el más caro, el Pack Seguridad, cuesta 264,90 euros.

El básico contiene un “gate”, es decir, una centralita domótica de pantalla táctil, y un “thermic”, un termostato inteligente.

QUE NO FALTEN ESTAS ‘APPS’ EN TU MÓVIL
Por supuesto, también podemos echar mano de las aplicaciones móviles para optimizar el consumo de energía. Aquí os proponemos tres cuyo funcionamiento es – Boltio: El usuario puede conocer cuál es mejor momento para realizar ciertos consumos, así como cuál es el precio de la luz en tiempo real y pone a disposición del usuario un listado del consumo de los electrodomésticos más habituales en función de la hora que seleccionemos. Esta aplicación es gratuita y nos puede resultar muy útil.

– Luz+Precio: Esta aplicación nos aconseja e informa sobre el coste de la electricidad en cada franja horaria, para que nos organicemos y pongamos la colada, por ejemplo, cuando resulte más económico, permitiéndonos incluso
establecer alarmas. Además, a través del historial de precios, también nos dice cuál será el importe aproximado de la factura que nos llegará.

Esta aplicación muestra toda la información de una forma muy visible para el usuario y realmente puede ser de gran ayuda para planicar el consumo diario y ahorrar en la factura. Es gratuita y está disponible para usuarios Android.

– Precio de la luz: También es una aplicación muy visual que aporta información en tiempo real del coste de la luz. La aplicación avisa al usuario a través de noticaciones de los momentos del día en el que la luz tiene un menos precio,
para que así este puede aprovechar para poner el lavavajillas o hacer la colada. Aquí es donde se produce el ahorro. Esta es una buena forma de controlar el gasto energético y por lo tanto la factura de la luz.

Sin duda son muchas las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías al hogar. En la actualidad, son muchas las multinacionales del sector de las TIC que trabajan para integrarse en nuestras casas y proporcionar ahorros en el consumo eléctrico.

GADGETS INTELIGENTES
Estás en el salón viendo la tele, te vas a la cocina a hacer la cena y la tele se queda encendida, sin nadie que le preste atención, simplemente consumiendo electricidad. Lo mismo ocurre con la luz que hemos dejado encendida. Seguro que más de uno se ha visto identicado en esta situación. Pues bien, este consumo se puede evitar con dispositivos inteligentes como EnergyEgg, un aparato que detecta cuándo salimos de la habitación en la que nos encontramos y apaga por nosotros la televisión y cualquier otro dispositivo que esté encendido. Cuesta 30 libras (33 euros al cambio) y se puede adquirir en la web EnergyEgg.

El gadget cuenta con dos partes: un sensor de movimiento y un adaptador para los enchufes. Cuando el huevo no detecta ningún movimiento pasado el tiempo marcado por el usuario, envía la señal al adaptador del enchufe para que corte la corriente, apagando así los dispositivos conectados a él. Antes de desconectarlos avisa con un pitido un minuto antes para darle tiempo al usuario si se encuentra en la habitación y pueda reaccionar. También tiene un botón en la parte superior para apagar todos los dispositivos a los que esté conectados.

Funciona con varios adaptadores en un radio de 20 metros, y puede conectarse un ladrón múltiple a los adaptadores, de modo que todos tus dispositivos pueden quedar dentro de su radio de acción.

También podemos ahorrar reduciendo el consumo de dispositivos como el ordenador o móvil. Si hacemos un mejor uso de estos menos veces tendremos que enchufarlos a la corriente. Por ejemplo, nos levantamos para descansar, para comer o tomar un café y dejamos el ordenador encendido, sin ni siquiera ponerlo en modo “reposo”. Mal. Un gadget que puede ayudarnos y recordarnos que tenemos que ser conscientes de nuestro consumo es el Ecobutton, un botón físico que se conecta a nuestro ordenador o portátil vía usb y que con un solo clic pone a descansar el dispositivo. Así de sencillo y fácil es ahorrar.

Se puede comprar en plataformas como Amazon por unas 13 libras (14,5 euros) y para usarlo es necesario instalar el software gratuito que hará que el ordenador reconozca el botón. Hecho esto solo hay que pulsar el botón cuando vayamos a dejar de utilizar el equipo y éste entrará en el modo de menor consumo que hayamos fijado. Para volver a utilizar el ordenador tendremos que volver a pulsar el botón. El Ecobutton se ilumina en distintos colores según lo que estemos consumiendo y y nos va diciendo cuánta energía hemos conseguido ahorrar gracias a él.

Un método alternativo para cargar tu móvil es Solepower, una plantilla para los zapatos que acumula la energía de tus pasos en una pequeña batería que se coloca alrededor del tobillo que se puede enganchar al propio zapato. Se trata de otro gadget inteligente diseñado para ahorrar. Al mismo tiempo que nos damos un buen paseo conseguimos llenar una batería para luego poder cargar, sin gastar nada, nuestro móvil. Según sus desarrolladores, se puede cargar completamente un iPhone con un paseo de entre 4 y 8 kilómetros.

Fuente: Portal Tic

Comenta