Comisaría de Las Piedras se queda “sin luz” cuando prende las cámaras

El crimen de Sergio Caraballo en pleno centro de Las Piedras fue la gota que rebasó el vaso. El hombre de 65 años fue encontrado por su propio hijo cuando ya estaba muerto en su rotisería, con un corte en el cuello que le generó abundante sangrado. El departamento de homicidios, la Policía Científica y la Fiscal de la ciudad se hicieron cargo del caso.

Un día después, cuando los vecinos y comerciantes de la zona aún intentaban digerir el golpe, una banda de delincuentes protagonizó un raid delictivo espectacular y cometieron cinco rapiñas en una hora.

Solo en 2018 –y al momento de cerrar este informe– se registraron 34 homicidios en Canelones según cifras brindadas por Fundapro.

Eso motivó en primera instancia una reunión de toda la bancada de diputados electos por Canelones con el Intendente Yamandú Orsi y el Ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

De la reunión no participó el Jefe de Policía de Canelones, Osvaldo Molinari, por lo que los representantes del Partido Nacional por el departamento le pidieron una reunión privada.

Fue en ese encuentro que, pese a la problemática grave de seguridad, hubo una denuncia que rompió los ojos.

“Hay un problema grande con las cámaras. La comisaría 4ta de Las Piedras tuvo problemas de higiene, tenía vidrios rotos y estaba llena de ratas. Esos problemas se fueron solucionando pero aún hay una instalación eléctrica muy deficiente, porque es muy vieja y no se la puede cargar. Cuando en la comisaría quieren prender el sistema de monitoreo de las cámaras de video-vigilancia saltan los tapones y se quedan sin luz. La frase es esta, el sistema está detonado”, dijo a ECOS el diputado nacionalista Sebastián Andújar, quien participó de ambas reuniones.

“Cuando nos contaron eso imaginate nuestra reacción, nos generó hasta gracia desde lo burdo. Que los policías no puedan utilizar las cámaras porque les hace saltar la llave de la comisaría es una muestra. Incluso en algunas zonas hay cámaras tapadas por los árboles porque no se poda, entonces tampoco se pueden utilizar”, agregó el diputado, quien sostiene que los delitos aumentaron un 60% en el departamento respecto a diciembre.

Otro diputado del Partido Nacional, Richard Charamelo, también confirmó a este portal el contenido de la reunión con el Jefe de Policía de Canelones.

“Tanto el Ministerio del Interior como el Jefe de Policía dijeron que las cámaras eran la solución y las primeras que se instalaron en el departamento fueron en Las Piedras y en Pando. El problema es que en esta comisaría, la 4ta de Las Piedras, el sistema no funciona porque salta la térmica. Cuando un comerciante pide respaldo sobre alguna situación delictiva se encuentra con que el sistema no funciona”, afirmó Charamelo, quien fue el encargado de solicitar la reunión con Molinari, que se llevó a cabo el pasado miércoles 11 de julio.

El vocero de la Jefatura de Canelones, Hugo Saracho, dijo a este portal que la comisaría en cuestión funciona en un edificio que tiene muchos años y que empezó a remodelarse hace varios meses.

“El edificio donde funciona la comisaría tenía varios problemas edilicios. Hace un año se reformaron todas las humedades y se renovó gran parte de la estructura. La parte eléctrica fue lo último para hacer y ya hay una licitación en curso para arreglar esto. Más allá de algún inconveniente puntual, las cámaras no tienen problema”, sostuvo.

os representantes que asistieron a las dos reuniones sostienen que la escalada de inseguridad en el departamento excede a las cámaras y se debe también a la poca presencia policial y a la falta de patrullaje.

“Necesitamos más efectivos en la calle porque la sensación de inseguridad es total. Se incrementaron las rapiñas con violencia en la zona comercial porque falta personal. La gente cobra la jubilación o retira dinero de un cajero y se siente desprotegida. En Canelones hay un policía cada 200 habitantes y en Montevideo hay uno cada 100”, añadió Andújar.

Esa necesidad fue compartida por Bonomi y por el Jefe de Policía en los dos encuentros. “Bonomi nos dijo que prefería más policías en la calle que en las comisarías y Molinari nos dice que no tiene problemas de equipamiento o de móviles, lo que le falta es personal”, agregó.


Asesinaron a un comerciante en Las Piedras


Desde el Ministerio del Interior prometieron que se llenarían las vacantes para aumentar patrullaje y que aumentaría la presencia de la Guardia Republicana en la zona.

El diputado oficialista José Carlos Mahía participó de la primera reunión y dijo que, si bien no se habló de la situación de las cámaras puntualmente, si se analizó el tema del aumento de delitos.

“Hubo un corrimiento de los delitos de la zona metropolitana hacia La Paz y Las Piedras, por eso se hizo énfasis en reforzar el patrullaje y la presencia policial”, dijo Mahía a este portal.

El diputado vive en Las Piedras, mantuvo reuniones con los jerarcas cuando presidió la cámara de diputados en 2017 y fue víctima de dos robos en su domicilio, por lo que entiende de primera mano la problemática que enfrentan los vecinos de la zona.

“Noté en gran parte de los vecinos la queja recurrente por problemas de inseguridad. Como representante del departamento me plantearon la necesidad de una mayor visibilidad de la Policía. A mí me robaron como en todos los gobiernos y es una realidad”, sostuvo el representante Asamblea Uruguay.

Consultado sobre la situación puntual de la comisaría 4ta, Mahía cerró: “La conozco personalmente porque paso por la puerta, se que hace un año comenzó su remodelación pero no tengo información sobre lo que pasa más allá de las puertas”.

Desde la Jefatura de Policía de Canelones afirmaron que Molinari no está brindando entrevistas pero confirmaron el encuentro con los representantes del Partido Nacional.

Efectivos policiales de la comisaría en cuestión confirmaron a ECOS los problemas eléctricos pero dijeron que no estaban autorizados a brindar más declaraciones.

Fuente: Ecos Uy

 

 

Comenta