Comió carne de cerdo cruda y su cerebro se llenó de gusanos que le causaron la muerte

Un adolescente de 18 años fue trasladado de urgencia a un hospital en Faridabad, India, luego de sufrir convulsiones.

Dada la seriedad del cuadro que presentaba, los médicos ordenaron la inmediata realización de una resonancia magnética de su cerebro. Al recibir el resultado del estudio, fueron testigos de una realidad terrible: estaba lleno de gusanos.

El caso del joven, cuya identidad no trascendió, fue publicado en el New England Journal of Medicine junto con las imágenes obtenidas de su cerebro. Según el reporte, el paciente ingresó al establecimiento en estado de confusión, con el ojo derecho inflamado y con dolor en la ingle, por lo que pidieron hacerle una tomografía.

Para asombro de los profesionales, el estudio mostró que tanto las convulsiones como las lesiones en su cuerpo habían sido causadas por la presencia de quistes producidos por la Taenia Solium, un parásito que se transmite por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida.

A través de la producción de huevos, el gusano es capaz de esparcirse rápidamente por el organismo, generando quistes y dañando los tejidos, en una enfermedad conocida como cisticercosis. Lamentablemente, la cantidad de lesiones en el cerebro del adolescente era tan grande que los médicos no pudieron hacer nada para salvarle vida, y falleció luego de dos semanas bajo tratamiento con dexametasona y medicamentos antiepilépticos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infección por tenia es la principal causa “prevenible” de epilepsia en países en vías de desarrollo. La enfermedad se contrae mediante el consumo de alimentos crudos, particularmente cerdo, y por la ingesta de agua contaminada con sus huevos.

Aunque el parásito suele alojarse en el intestino, si no se lo trata adecuadamente puede comenzar a invadir otros tejidos del cuerpo. Cuando éste se reproduce en el sistema nervioso central, los músculos, la piel y los ojos experimentan una variante de esta condición llamada neurocisticercosis, la forma más severa de la enfermedad.

Fuente: TN

Comenta