Cinco hombres violaron a una adolescente en un camping argentino

Botellas de fernet y de otras bebidas alcohólicas por todos lados. Una carpa del horror. Descontrol. Todo terminó mal, con cinco hombres acusados por violación de una menor, detenidos por la Policía.

El hecho ocurrió en el camping El Durazno, sobre la ruta 11, cerca del acceso a Miramar en Argentina, en la noche de este martes. Los encargados del lugar no dejaban ingresar a la prensa. El camping continuaba funcionando como si no hubiera pasado nada. Los turistas entraban y salían como cualquier día de verano. Sin embargo, unas horas antes, allí los festejos de Año Nuevo se habían transformado en una pesadilla para una adolescente de 14 años.

La fiscal Florencia Salas ordenó la detención preventiva de los cinco Jóvenes y los imputó el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”. Además, pidió turno para que el adolescente narre lo que le ocurrió en Cámara Gesell, de modo de esclarecer lo que ocurrió durante la madrugada del 1º de enero.

“Voy a confirmar que hay cinco detenidos y que la caratula es abuso sexual con acceso carnal agravado, pero no voy a dar detalles porque la víctima es menor de edad”, se excusó la fiscal ante este diario.

La información, dijo la fiscal, será canalizada luego a través del órgano de prensa del Ministerio Público Fiscal. No quiere repetir el modo en que se manejó el caso de Lucía Pérez, en Mar del Plata, cuando una fiscal hasta ofreció una conferencia de prensa para dar escabrosos detalles del caso.

Tanto en la adolescente como en los cinco jóvenes detenidos son de Mar del Plata, pero no llegaron juntos al camping en el que es habitual que las familias se queden a pasar las fiestas de fin de año. Está ubicado sobre la ruta interbalnearia, frente al mar, y es uno de los más conocidos de la zona.

En el lugar se vivieron escenas de gran tensión durante la madrugada. Primero cuando la menor no aparecía y la preocupación la llevó a la mamá a buscarla en el predio, entre las carpas. Y su búsqueda terminó convirtiéndose en un rescate: la adolescente estaba en una carpa, rodeada de jóvenes, todos alcoholizados, y había sido violada. La carpa fue retirada del lugar por la Policía como evidencia.

Después de ser rescatada por su mamá, el padre de la menor llamó a la Policía, que detuvo a los jóvenes, algunos de los cuales serían surfers. Antes de llegar los agentes de la Policía Comunal miramarense, fue el papá quien los retuvo allí para que no escaparan.

La menor de edad, según confiaron fuentes del caso, también estaba alcoholizada, igual que sus agresores. Dos de ellos tienen 21 años y los demás 23. En la mañana de este miércoles serán trasladados desde la Alcaidía penitenciaria de Batán, donde fueron alojados, para declarar ante la fiscal.

En la mañana de hoy los papás hicieron la denuncia en la Comisaría de la Mujer y dio intervención a la fiscal Salas, que dispuso la detención de los atacantes. Además de tomarle declaración a ellos, en las próximas horas Salas contará también con testimonios de quienes se encuentran acampando en el lugar.

Fuente: Clarin

Comenta