Carta a “Les Inclusives”

Feministas
Debido a la reciente repercusión que ha tenido el “lenguaje inclusivo” tanto en el Poder Legislativo como en el Ejecutivo, por no olvidar a la sociedad en su conjunto, me veo obligado a escribir las siguientes palabras.

Por Facundo Olivera Ordeig

Facundo Ordeig 150x150 - Carta a "Les Inclusives"
Tec. en Gestión Turística y Hotelera. Dirigente de @CimarronesPN. Lista 66. Congesal Nacional (s) por la Juventud del Partido Nacional. Síguelo en Twitter

Estimado Inclusivo,

Te escribo, no con la intención de convencerte pues no perderé mi tiempo, pero sí con la principal motivación de que cuestiones, o te cuestiones a tí mismo, sobre el “lenguaje” que impulsas, el cual, aunque afirmen que respeta y fomenta la tan valiosa diversidad, es tan solo un molesto chiste que ha ido demasiado lejos, convirtiéndose en un problema, incluso para ustedes dado que gran parte de la sociedad los rechaza..

Déjame preguntarte, ¿en verdad crees que tu “lenguaje” soluciona o tiene un impacto sobre la discriminación o sobre la violencia de género? Sabiendo la respuesta, me adelantaré para decirte que te equivocas, o mejor dicho, te ilusionas, eres utópico, pues aunque esperanzarnos es lindo, te encuentras lejos de la realidad que nos aflige.

El Gobierno te ha permitido escribir o hablar en esta “lengua” cuando te encuentras en clase, lo cual considero un atentado a la educación, pero sólo debes asegurarte que el profesor esté de acuerdo, lo que ustedes pueden agradecer o festejar debido a la “sensibilidad” que han demostrado, pero déjame decirte que es una posición que los toma por imbéciles, pues ustedes se contentan con la misma, y nada cambia. La discriminación basada en la orientación sexual, en la identidad de género, en la religión, o en la raza, continúa en nuestra sociedad, al igual que la violencia hacia niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres por el simple hecho de ser lo que son. Deberías concentrar tu militancia en estas, pero te descansas, confiando en que el Gobierno continuará cediendo frente a ustedes, dándoles la razón, siendo parte de un cambio ficticio mientras el problema aumenta.

He podido ver, al igual que tú, lógicamente, los crímenes más atroces, como la violación para posterior asesinato de Brisa, el cual no solo me hace lamentarme sino que me lleva a preguntarme hasta qué punto será capaz de hacer daño el Ser Humano, pero también he decidido aportar mi granito de arena pues he optado por dedicarme a juntar firmas para Vivir Sin Miedo, el cual no pido que compartas o apoyes, pero me hace preguntarte ¿cómo es que tu “lenguaje” hará que cambie? Si crees que decir “Compañeres” u otros genéricos que han creado es un camino para que no suceda, disminuyes a tal punto el problema que no mereces respeto alguno.

Sin duda alguna puedo decir que crees que los genéricos que la Real Academia Española defiende son una construcción “del patriarcado”, pero aunque no discrepo en que el lenguaje es una fuente de poder que puede transformar para la realidad y aunque Judith Butler basa parte de su pensamiento en Hegel, una supuesta relación de poder no puede ser eliminada con la utilización del “lenguaje inclusivo”, debe ser destruida desde el deseo inicial, tanto del Amo, como del Esclavo, ambos desean algo del otro, lo que no se puede negar. Y siguiendo con la línea de pensamiento, te pregunto, ¿cómo es que “El Amo” o “El Esclavo” suprimen su deseo al leer o escuchar decir “Diputades” o “Feministes”? Por si no lo sabes, no se suprime, se fomenta en quienes cuentan con una mente perversa. Sin quererlo, has contribuido a la propagación “del patriarcado”.

La injusticia social puede compararse con un incendio que devora lo que encuentra a su paso mientras que la adulteración del idioma español es la bombita de agua de un niño bienintencionado que ignora la magnitud de lo que tiene frente a él y se convierte en un estorbo para los bomberos que hacen su trabajo. Ellos pueden extinguir una parte, te creerás responsable, estarás orgulloso, pero la verdad es otra, debido a esto, si quieres sentir que colaboras, hazlo, nadie te detiene, pero te arriesgas a aumentar el problema y si quieres colaborar en serio, trabaja por ello en medidas o campañas reales.

Me despido de tí, estimado Inclusivo, pero antes déjame recordarte que fomentar o respetar la diversidad trata de aprender a convivir aceptando las mínimas diferencias que nos hacen individuos y no es lo que tu “lenguaje” propone, pues este busca suprimir las mismas, convirtiéndo a la sociedad en una masa gris, sin colores, sin individualismos, a lo que también te opones.

¿Te has dado cuenta de lo contradictorio que sos? Hasta luego.

Tec. Facundo O. Ordeig

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4142 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager