Capturan a delincuente fugado de Cárcel Central luego de un copamiento

El Ministerio del Interior informó este sábado, a través de su cuenta de Twitter, la captura en un procedimiento policial de Víctor Santiago Iparraguirre Suárez, tras un copamiento ocurrido en El Pinar. Este hombre es quien en la madrugada del 18 de octubre protagonizó una insólita fuga del Centro de Ingreso, Diagnóstico y Derivación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), la ex Cárcel Central.

El copamiento ocurrió en la noche del viernes cerca del barrio Esperanza, en El Pinar, Canelones. Iparraguerre, junto a un mayor y una menor, redujeron a los moradores, huyendo en un auto Hyundai Accent verde, que robaron ahí mismo, según indicó la Unidad de Comunicación (Unicom) de ese ministerio en su página web.

Avisada, policías de la Jefatura de Canelones comenzaron a trabajar en la zona, detectando el auto en Plaza Lazzaroff, de Lagomar. En el mismo lugar encontraron a Iparraguirre, de 21 años, considerado un delincuente de gran peligrosidad, requerido por varios crímenes, cuando quería hacerse de una escopeta calibre 36.

Con Iparraguirre actuó un hombre de 27 años con antecedentes penales y una menor de 16. Unicom informó que fueron detenidas con él otras personas que estaban junto al vehículo otro mayor de edad y otros dos menores.

Además de la escopeta que buscaba hacerse el aprehendido, se incautaron seis proyectiles, un arma de juguete y un celular. Este último había sido robado de la casa en El Pinar y estaba en poder de una menor de 14 años que fue detenida en el procedimiento de Plaza Lazzaroff. Los mayores fueron puestos a disposición de la Fiscalía y los menores del INAU.

Al momento de fugarse, Iparraguirre llevaba una semana detenido en la ex Cárcel Central, cumpliendo una prisión preventiva de 120 días por una rapiña especialmente agravada.

Según se informó en su momento, este hombre, considerado un delincuente sumamente peligroso, rompió la red de su celda, la 7 del cuarto piso. Se lanzó por un pozo de aire de 12 metros de altura. Al lado de la ex Cárcel Central, donde está la Jefatura de Policía de Montevideo, había un depósito de uniformes policiales en desuso. Se puso uno para poder irse sin levantar sospechas.

En declaraciones al diario El Observador, la fiscal Darviña Viera, de Atlántida, lo calificó como un hombre “muy peligroso” y que “no respeta nada la vida de los demás”. Iparraguerre estaba siendo investigado por 17 rapiñas, rociar con nafta a una de sus víctimas y por un doble homicidio el 5 de octubre, agregó ese medio el viernes 9.


Asaltaron una cooperativa en construcción y se llevaron $300.000


Fuente: Ecos Uy

Comenta