Bonomi pide suspender la “ronda vecinal” de Toledo

Toledo: luego de dos asaltos terribles, los vecinos resolvieron salir a patrullar las calles ellos mismos. Foto: Marcelo Bonjour.

En Toledo (Canelones) los vecinos admiten que están hartos de vivir sometidos por una delincuencia cada vez más violenta. Algunos resolvieron movilizarse haciendo cortes de ruta, otros se sumaron a un sistema de patrullaje civil en apoyo a la Policía.



El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, exigió ayer que se suspendan las “patrullas vecinales” que se están implementando desde el jueves pasado. El jerarca aseguró que el patrullaje vecinal es una medida que “está mal” y que “no es recomendable”.

Entrevistado por Canal 10, Bonomi advirtió que puede resultar “peligroso si se encuentran con delincuentes”.

“Suspéndanlo porque les va a generar un montón de problemas a ustedes mismos. Lo único que va a hacer es aumentar los niveles de violencia”, recomendó el ministro.

Hasta anoche 51 vecinos se habían sumado “a la ronda vecinal”. En los próximos días, los guardianes improvisados sumarán a otros vecinos, según dijo anoche a El País Alfredo Silva, edil del Partido Colorado, que fue el primero en plantear la iniciativa.


Silva le respondió al ministro: “Bonomi no conoce los barrios de Toledo, está para el protocolo, no se le cae una idea. La comisaría tiene 4 o 5 policías por turno y el patrullero funciona como ambulancia”, dijo.

El legislador departamental destacó que los resultados ya empiezan a verse. “Al menos ya no rapiñan en la tardecita como nos tenían acostumbrados”, subrayó. Por otro lado, el grupo de vecinos recolectó información que podría ser de utilidad a la Policía para aclarar algunos ilícitos ocurridos en la localidad, según dijo Silva.

Patrullaje.

El grupo está conformado por personas de todos los partidos, entre los que hay varias mujeres y ex integrantes de la Policía y las Fuerzas Armadas. No llevan armas de fuego. En caso de encontrarse con una persona cometiendo un delito proceden a detenerlo y trasladarlo a la comisaría.

“Entramos a los 49 barrios de Toledo. No estamos en esto para hacer justicia por mano propia, todo lo que vemos se lo hacemos saber a la Policía”, afirmó Silva.



Los gastos de funcionamiento son financiados mediante colectas populares y el aporte de los comerciantes. Además, cuentan con el asesoramiento de un abogado.

Se han divido las guardias en tres turnos de cuatro horas. Comienzan a la hora 18:00 y culminan con las primeras luces del día. Los grupos que participan del patrullaje circulan dentro de los 40 kilómetros de la ciudad de Toledo.




Vecinos de la Paz cortan ruta
Un grupo de vecinos de La Paz se lanzó ayer a las calles a exigir más seguridad. Hicieron un corte de ruta y quemaron algunas cubiertas. Los delitos se vienen incrementando en la zona desde hace algunos meses, pero la rapiña a una vecina a las cinco de la mañana, cuando iba a trabajar, terminó tensando los ánimos.

Fuente: El País

Comenta
Loading...