Betito Suárez aprendió yoga y salió dos meses antes de prisión

Betito Suárez
Un curso de 20 horas de la ONG El Arte de Vivir le fue computado como días de estudio; ¿qué aprendió?

El martes 7 salió del Penal de Libertad quien es considerado el delincuente más pesado, Luis Alberto Suárez, apodado El Betito. Si bien estaba condenado a 10 meses de prisión, anticipó su libertad luego de ocho meses porque asistió a un curso de yoga.

La Ley 17.897 del Código Penal establece en su artículo 13 que podrán reducir su pena aquellos reclusos que trabajen o estudien.

“El Betito” no cumplió ninguna de los dos requerimientos establecidos por la Justicia, sin embargo logró anticipar su libertad dos meses tras hacer un curso de yoga, respiración y meditación de la fundación El Arte de Vivir, informó VTV.

El curso, de 20 horas de duración, fue computado como días de estudio.

La organización El Arte de Vivir asiste a las cárceles en el marco de un programa especial para bajar los niveles de violencia y contribuir a la transformación de las conductas de los internos y su rehabilitación. Este se define como una “ONG humanitaria, educativa y sin fines de lucro, dedicada al manejo del estrés e iniciativas de servicio para el bien común”.

En declaraciones al programa Desayunos Informales de Canal 12, el abogado de Suárez, Eduardo Sasson reconoció que gracias al Arte de Vivir su cliente logró reducir su pena dos meses.

Betito Suárez

El programa denominado Prision Smart enseña prácticas de respiración avanzadas que generan efectos dinámicos de limpieza en el cuerpo y en la mente, según se explica en la página oficial de El Arte de Vivir. Los participantes aprenden cómo utilizar su propia respiración para liberarse de los efectos acumulados producto del estrés y de emociones negativas. La pieza fundamental es una técnica de respiración llamada Sudarshan Krya (acción purificadora) que busca eliminar estrés, beneficiar las funciones orgánicas del cuerpo, transformar las emociones y promover una mente calma y alerta. Como parte del curso, los participantes se instruyen en una práctica personal que puede ser realizada diariamente para prolongar los beneficios.

Suárez tiene antecedentes por uso de documentación falsa, narcotráfico, por participar en una organización criminal, copamiento y receptación, el delito que lo llevó a la cárcel en diciembre pasado. Pero también fue el responsable de organizar las superbandas que asolaron Montevideo por años.

El juez Néstor Valetti dijo en su momento que Betito tiene más de 50 sicarios a su cargo, aunque la Policía estima que el número de compinches es aún mayor.

En la cárcel se vinculó con narcos extranjeros e hizo de Cerro Norte su feudo de venta de drogas.

Estuvo privado de libertad desde 2006 hasta marzo de 2017.

Fuente: El Observador

Comenta