Barcelona lanza su eléctrica pública a competir en el mercado: 20.000 hogares podrán conectarse desde el 1 de enero

Barcelona
Los equipamientos y el alumbrado del Ayuntamiento ya se abastecen con el operador público Barcelona Energia desde el pasado 1 de julio

Los hogares barceloneses pueden inscribirse desde este lunes para contratar la luz con la empresa pública Barcelona Energía, la comercializadora de electricidad que depende del Ayuntamiento que gobierna Ada Colau. Con los equipamientos y alumbrado de la ciudad conectados a la operadora desde el pasado 1 de julio, ahora se ha abierto el plazo para captar usuarios particulares, un máximo de 20.000 familias, que se convertirán en clientes a partir del 1 de enero de 2019.

No solo las 680.000 viviendas familiares de Barcelona optan a contratar las eléctrica pública -ahora el 75% está con Endesa o Gas Natural-, también podrán hacerlo los hogares del área metropolitana. El único criterio, aparte del domicilio, es tener contratada una potencia inferior a 15 kilovatios. De momento, desde el consistorio no se ha elaborado ningún sistema para cribar solicitudes si superan las 20.000. “Si llegamos a esta cifra nos plantearíamos hacer un despliegue mayor para operar en el libre mercado”, ha explicado Eloi Badia, concejal de Presidencia y Territorio, en una rueda de prensa junto con la alcaldesa Colau.

Por ahora, la ley de contratos del sector público establece que una compañía que tiene categoría de ente propio, como Barcelona Energía, no puede tener más de un 20% de clientes privados, cifra que se corresponde a estos 20.000 hogares. Si consiguiera más contratos con ayuntamientos metropolitanos, o por ejemplo con el metro de Barcelona, podría incrementar su cartera de particulares.

“Estamos trabajando para garantizar la soberanía energética de la ciudad”, ha defendido Colau, que ha enmarcado este anuncio como un paso más para no depender de los “oligopolios energéticos”. Las instalaciones del consistorio de momento ya se autoabastecen en 3.908 puntos de suministro municipales.

La contratación de la luz con la nueva operadora presentará novedades en cuanto a las tarifas, aunque no serán más económicas, según ha reconocido Badia, puesto que el margen para ajustar precios en la comercialización de la energía -su compra y venta al consumidor final- es reducido. Con todo, aparte de la tarifa básica, incluirá una “eficiente”, más vinculada al consumo y a los miembros de una familia, y una “solar”, para los que dispongan de paneles fotovoltaicos en la modalidad de autoconsumo.

“No competiremos en precio, sino en valores”, ha expresado Badia, que ha detallado que para ello se centrarán en un modelo de asesoramiento que no busque el beneficio de la empresa, sino el ahorro del contratante, con consejos para bajar potencias o buscar la tarifa más ajustada en función del hogar. En este sentido, se creará un Consejo Asesor integrado por usuarios para valorar las tarifas y “reflexionar sobre el rumbo” de la compañía, y tendrá el certificado de energía de origen 100% renovable.

Fuente: El Diario

Comenta