Autoridades de Brasil y Paraguay advirtieron a Uruguay por una posible llegada del Primer Comando Capital

Brasil y Paraguay alertaron a Uruguay por la posible llegada a Uruguay del Primer Comando Capital, el mayor grupo criminal de Brasil.

Nacido dentro de las prisiones, hoy controla la mayor parte del tráfico de drogas en territorio brasileño, vende armas, roba bancos, secuestra y mata violentamente a bandas rivales y ahora se expande como una franquicia por varias partes de América del Sur.

En 2017 la policía brasileña alertó a las autoridades uruguayas que el Primer Comando Capital podría ingresar a Uruguay.

En abril de ese año unas 50 personas volaron el frente de un edificio de Prosegur en Ciudad del Este y se llevaron 40 millones de dólares. En mayo, los brasileños avisaron y dijeron que uno de los objetivos podría ser Prosegur Uruguay. El ministro Bonomi dijo entonces que Uruguay no era un objetivo importante pero que ya se habían coordinado acciones con la policía brasileña.

Del tema se volvió a hablar cuando en setiembre de 2018 un blindado de Prosegur fue cercado por un grupo comando y asaltado a tiros a metros del Palacio Legislativo. No se comprobó una vinculación con el PCC.

¿Qué es el Primer Comando Capital?

Grupo criminal surgido en 1993 en la prisión de Taubaté, Brasil para reclamar mejores condiciones para los presos y combatir la opresión dentro de las cárceles.

Fue una reacción a la masacre de Carandirú, prisión en donde murieron 111 reclusos en 1992.

Algunas de sus acciones:

1999: mayor robo a banco en San Pablo. 32 millones de dólares.

2001: 29 motines simultáneos.

Robos a bancos

Atentados contra autoridades penitenciarias

2002: intentaron volar bolsa de san pablo

2006: motines en 24 cárceles

80 muertos, 12 horas de ataques a comisarías

2012: rebeliones en cárceles: 130 muertos

2017: asalto a Prosegur Paraguay

Expansión a Colombia, Paraguay, Perú.

¿Cómo funciona?

Reclutan presos, tienen una ceremonia de iniciación y la traición o falta de colaboración se castiga con la muerte. Socios pagan 16 dólares si están presos y 350 si están libres. Se financian con tráfico de drogas y armas y ahora funciona como franquicia.

Cuando terminó la guerrilla de las FARC buscaron entrenamiento militar con exguerrilleros y comenzaron a vender o alquilar su nombre a bandas locales para actuar en otros países. Así llegaron a Perú y Paraguay.

En un informe de la organización Insight Crime se dice que Uruguay les interesa como pasaje de la droga que quieren vender en África y Europa.

En Paraguay se dio la última alerta después de un enfrentamiento del comando con un grupo local “Los Rotela”.

Los brasileños terminaron decapitando a siete rivales y los quemaron.

Documentos encontrados en la cárcel incendiada muestran cómo planificaron la masacre.

Hoy se dice que el Primer Comando Capital tiene al menos 10.000 miembros, armados y entrenados. Tiene conexiones con varias mafias del mundo entre ellas la ‘Ndrangheta de Rocco Morabito. Las alertas se dan desde hace años por Brasil pero ahora se suma Paraguay y el fiscal de Corte Jorge Díaz dijo que está preocupado.

“Nuestros colegas brasileños, desde hace tiempo, y ahora se sumaron nuestros colegas paraguayos, alertando sobre la preocupación de la expansión del grupo criminal organizado llamado Primer Comando Capital. Nos han transmitido desde hace larga data, tanto en la IAM como la REM, su preocupación”, contó Díaz tras una reunión.

El fiscal señaló que no hay datos de vínculos del PCC en Uruguay, pero que hay riesgo:

“Una organización criminal que se dedica al tráfico de armas, de drogas, con actividades dentro y fuera de los penales; que maneja gran parte del tráfico de drogas de Brasil. Somos un país muy pequeño que está muy cerca y esos riesgos existen que tiene que estar muy alerta. Sobre todo en zona de fronteras”.

Fuente: Telemundo

Comenta