Atentado en dos mezquitas deja 49 muertos en Nueva Zelanda

Este viernes se registraron dos atentados a mezquitas en Nuevas Zelanda, al menos 49 personas fallecieron, 48 resultaron heridas 20 de las cuales son heridos de gravedad.

Los ataques se produjeron cerca de las 14 horas en el día del rezo de los musulmanes, en las mezquitas de Al Noor y Linwood, situadas a unos 6,5 kilómetros la una de la otra en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur del país. En la primera de las mezquitas fueron asesinadas 41 personas, en la segunda siete personas perdieron la vida.

La policía detuvo a cuatro personas como responsables del atentado, se les incuataron explosivos y armas de fuego en sus vehículos.

Uno de los detenidos ya ha sido acusado por asesinato, otros dos de los detenidos presuntos cómplices permanecen detenidos. Una cuarta persona que habrá sido detenida por portar un arma fue liberada.

Uno de los terroristas transmitió en vivo el ataque a la mezquita de Al Noor durante 17 minutos con una cámara GoPro.

Se graba en el coche, de donde agarra dos armas: empuña primero un rifle, que emplea para disparar a las personas de la entrada de la mezquita, y después un arma automática con la que lleva a cabo la mayor parte de la matanza en el interior del edificio. Tras unos fatales cinco minutos, el hombre vuelve a su vehículo para cambiar el arma y regresa a la mezquita para rematar a cualquiera que muestre signos de vida.

“Había un banco, puse la mitad de mi cuerpo debajo y mis piernas quedaron fuera, intentado que pareciera que no respiraba y él cambió los cargadores siete veces…. Se fue a los diferentes compartimentos y disparó por doquier”, dijo Farid Ahmed, una de las víctimas, a la prensa

Se presume que el atacante es de nacionalidad australiana y que se habría trasladado a Nueva Zelanda a efectuar el ataque. El propio terrorista publicó en Facebook un manifiesto de 74 páginas donde expone los motivos del ataque. “Crear una atmósfera de miedo” e “incitar a la violencia” contra los musulmanes. “La inmigración en masa nos privará de nuestros derechos (…) Tenemos que acabar con la inmigración y deportar a los invasores que viven en nuestra tierra. No es solo cuestión de prosperidad, sino de supervivencia”

Comenta

Recomendado.