Asse contrató de forma directa a empresa que había descalificado hace un año

asse

La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) contrató en marzo del año pasado y de forma directa a una empresa a la que tres meses antes se le había quitado una concesión por presuntas irregularidades en el llamado, y la compañía sigue brindándole servicios hasta el día de hoy.




El llamado, que había sido abierto en abril de 2016 con el objetivo de contratar peones para el Hospital Pasteur, fue adjudicado al mes siguiente a la empresa Ankarus SA –que cumplió funciones durante siete meses–. En diciembre de ese año ASSE decidió que la licitación quedara sin efecto porque había “contradicciones” en el pliego, y aunque el organismo se comprometió a realizar otro llamado a licitación, al final incumplió con esa promesa y en marzo de 2017 Ankarus SA fue contratada de nuevo, esta vez en forma directa.

El Tribunal de Cuentas (TCR) observó en julio y en octubre de 2017 ese gasto debido a que no se abrió una nueva licitación para contratar el servicio de peones.Pese a la objeción del organismo, ASSE decidió reiterar el gasto y, cada tres meses, le paga $ 7.535.337 (unos US$ 250 mil) a la empresa. La licitación abierta en marzo de 2016 había sido dejada sin efecto luego de que otra empresa, Teregal SA, se quejara de las condiciones en las que fue llevada a cabo.

La compañía advirtió que ASSE no dio “respuestas a las consultas efectuadas”, argumentó que había “contradicciones en el pliego” y se quejó porque el organismo brindó información “que se oponía” a lo que estaba establecido en el llamado. Es así que en un acta firmada en diciembre de 2016 por la directora del Hospital Pasteur, Loreley Martínez, se estimó “procedente dejar sin efecto el llamado licitatorio a fin de convocar a uno nuevo a la brevedad”. La decisión fue luego avalada por ASSE.

En ese momento, Ankarus SA fue notificada de que la licitación había sido suspendida y, por tanto, ya no brindaría más servicios en el centro de salud montevideano. Sin embargo, la dirección del Pasteur solicitó contratar de forma directa a esa empresa por tres meses más “con el fin de no interferir en detrimento de un buen servicio hospitalario”.

Según el plan, Ankarus SA brindaría el servicio de peones entre abril y junio de 2017. Luego, ASSE abriría el llamado para que otras empresas se presentaran y elegiría la mejor oferta. De hecho, ASSE le dijo al TCR que se encontraba “elaborando un pliego de condiciones por igual concepto, que de aprobarlo se procedería a su publicación”.

Pero la licitación nunca se abrió y el TCR cuestionó que ASSE violara el artículo 43 del Tocaf (manual de contrataciones públicas) porque “la Administración no ha dejado expresa constancia del fundamento de las sucesivas contrataciones directas”. El artículo 43 afirma que los ordenadores del gasto “deben facilitar la presentación del mayor número posible de oferentes”. A partir de las respuestas esquivas y contradictorias al resto de las empresas que se presentaron al llamado, el TCR considera que ese punto no fue respetado.

Otras irregularidades
El diputado del Partido Nacional Martín Lema tomó conocimiento de la situación y elaboró un pedido de informes en el que preguntó en qué está la nueva licitación que había prometido el organismo. También pidió que se informe la fecha estimada de publicación del llamado. El legislador solicitó que ASSE dé información sobre el período en el que se realizaron las contrataciones directas a Ankarus SA y que detalle el monto de cada una de las adjudicaciones a esa empresa.

Lea también: Las denuncias sobre irregularidades en ASSE que contradicen a Muñiz
Esta no es la primera irregularidad que denuncia Lema sobre el Hospital Pasteur. En setiembre de 2017 El País informó que ese hospital había contratado a un encargado de comunicación con un sueldo líquido de $ 90 mil por mes. La directora del hospital, Loreley Martínez, fue quien adjudicó el gasto.
Martínez y el asesor de comunicación comparten sector político, porque ambos son militantes del Movimiento de Participación Popular (MPP). El contratado había brindado anteriormente servicios al Ministerio del Interior.

Si bien el contrato con el asesor de comunicación regía por tres meses, en el registro del Sistema Integrado de Información Financiera (SIIF) consta que el pago del Hospital Pasteur se extendió al menos por 10 meses.

Esta contratación será tenida en cuenta en la comisión investigadora de Diputados que indaga presuntas irregularidades en ASSE. Lema pretende convocar a las autoridades del Pasteur para que declaren en el Parlamento. En este caso el TCR también observó el gasto.

El semanario Búsqueda informó en agosto de 2017 que el TCR objetó el 90% de las contrataciones en el Pasteur: $ 80.741.765 (unos US$ 2.700.000) de los $ 89.365.629 (casi US$ 3 millones) que se ejecutaron.

US$ 250.000
cada tres meses le paga la ASSE a la empresa Ankarus SA por brindar servicios de peones en el Hospital Pasteur.

90%
de las contrataciones en el Hospital Pasteur fueron observadas por el Tribunal de Cuentas hasta agosto de 2017, según informó Búsqueda el año pasado.

3
meses debería haber ofrecido servicios por compra directa la empresa Ankarus SA en el Hospital Pasteur. Hace 10 meses que fue contratada de esa manera.

Fuente: El Observador

Comenta
Acerca de Pablo Tedesco 3984 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager