Arresto domiciliario y tratamiento para menor que quiso agredir a director de UTU

La Justicia dispuso la formalización de la investigación respecto del adolescente de 15 años que hurtó herramientas desde la Escuela Técnica Superior y luego intentó agredir con un cuchillo al director del centro educativo, situación que generó una movilización por parte de los docentes y personal de la misma que decidieron ocupar durante dos días las instalaciones del instituto.




Tal como se informara, la dirección de la escuela había constatado el faltante de herramientas desde un taller. Como primera medida, de acuerdo a lo informado por el sindicato de docentes Afutu, se les dio a los alumnos vinculados una suspensión de cinco días para que se pudiera reflexionar sobre lo ocurrido y reintegrar el faltante. Al no haber novedades, se les dieron cinco días más. Una vez agotada la vía administrativa del propio centro educativo, se resolvió judicializar la situación denunciando el hurto.

En el proceso de la investigación realizada por la Fiscalía de turno, fue citado a declarar un menor de 15 años, quien concurrió junto a su padre. Al salir, enfadado por la acusación en su contra, éste se dirigió hacia la escuela ubicada en Monte Caseros entre Leandro Gómez y Sarandí en busca del director.

Según detallaron a EL TELEGRAFO, el menor arribó y a los gritos invitó al director, Mauricio Zarauz, que saliera para “solucionar ese asunto cara a cara”. Al notarlo fuera de sí, Zarauz se encerró dentro de su oficina. El joven comenzó a romper vidrios intentando alcanzar al director y sufrió varios cortes en los brazos.
En tanto, al arribo de la Policía, el joven volvió a apersonarse e insultó a los uniformados (según detalla el parte de Jefatura), sacando a relucir un cuchillo de entre sus ropas con el que los amenazó. Ante ello, fue reducido y trasladado a un centro asistencial.



La Fiscal de turno dispuso que el menor fuese valorado por un médico psiquiatra forense, quien a posterior dispuso su internación en un centro de recuperación local. Por su parte, proseguidas las actuaciones judiciales se resolvió la formalización de la investigación del adolescente imputado “por la presunta infracción a la ley penal descrita como un delito de hurto en reiteración real con un delito de violencia privada en concurrencia formal con un delito de daño”; imponiéndose la medida cautelar de arresto domiciliario, el que deberá cumplirse en el domicilio de su progenitora por el término de 30 días.




Asimismo, se autoriza que el adolescente abandone el hogar acompañado de sus representantes legales “a los efectos de concurrir a Comepa a realizar el tratamiento ambulatorio por el psiquiatra tratante”.

Fuente: El Telégrafo

Comenta
Loading...