Alur, De León y un nuevo capítulo del vínculo con el lavador del dinero del PP español

Leonardo De León

El senador de la lista 711, Leonardo De León, está siendo investigado por el fiscal de Crimen Organizado Luis Pacheco por el vínculo que mantuvo en representación de Alcoholes del Uruguay (Alur) entre los años 2012 y 2014 con el publicista y empresario argentino Daniel Mercado Lozano, representante de la compañía Griñó en América Latina, quien confesó haber participado en maniobras de lavado de dinero para el Partido Popular de España.




Pacheco empezó a investigar el tema a pedido del fiscal de Corte, Jorge Díaz, quien le envió al fiscal de la megacausa Ancap el informe publicado por Así nos va el pasado 13 de Abril, con el cual se reveló el prontuario que tenía Mercado Lozano y su participación en lo que se considera uno de los casos de corrupción más importantes en España en los últimos años como el caso Gürtel.

Mercado Lozano, con quien De León cenó en al menos cuatro oportunidades en Buenos Aires por supuestos negocios con Alur, confesó años atrás ante la Justicia española que los gobiernos del Partido Popular en Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares, y Castilla y León, habían amañado contratos a favor de su empresa de publicidad mediante procedimientos irregulares que le permitieron recibir decenas de adjudicaciones de esas administraciones.

A comienzos de este mes, cuando el fiscal Pacheco pidió archivar la causa judicial sobre el uso de las tarjetas corporativas utilizadas por De León cuando estuvo al frente de Alur, el senador de la lista 711 hizo una conferencia de prensa en el Parlamento en la que fue consultado acerca de los encuentros que mantuvo con Mercado Lozano y el informe de Así nos va, reuniones que -vale precisarlo- él mismo declaró ante la Junta de Transparencia y Ética Pública.

Recordemos lo que decía De León el pasado 3 de Mayo:

De León declaró cuatro encuentros gastronómicos con Mercado Lozano, representante de la empresa Griñó, grupo empresarial vinculado a los servicios medioambientales y en la generación de energía verde.

Según el detalle aportado por el legislador a la Junta de Transparencia para justificar alguno de sus gastos con la tarjeta corporativa que no tuvieron una clara explicación, la primera cena con Daniel Mercado Lozano ocurrió el 19 de Octubre de 2012 en el restaurante Tancat de Buenos Aires.

Al año siguiente, el 25 de septiembre de 2013, tuvo lugar la segunda cena en la city porteña pero esta vez en el restaurante Cabaña Las Lilas. Un mes después se concretó el tercer encuentro, y la última cena ocurrió el 9 de febrero de 2014, también en Cabaña Las Lilas.



Para uno de los abogados de De León, Ignacio Durán, lo relevante de los encuentros entre su cliente y Mercado Lozano no eran las reuniones en sí que tuvieron lugar en la vecina orilla, sino el Acuerdo Marco que en 2013 firmó Alur con la empresa que representaba el lavador de dinero del PP español.

Recordemos lo dicho por el abogado Durán en el Parlamento a comienzos de este mes:

Siguiendo las recomendaciones periodísticas del abogado, Así nos va procuró conocer el famoso Acuerdo Marco, firmado entre De León y Mercado Lozano el 22 de Julio de 2013.

En el documento se dejó sentado que las partes, Alur y la empresa Griñó, estaban interesadas en estudiar la construcción y explotación en Uruguay de una o dos plantas para el tratamiento de los residuos sólidos urbanos, con producción de Combustibles Sólidos Recuperados y su posterior conversión en Diesel. Bajo diversas cláusulas de confidencialidad, el acuerdo tendría vigencia por seis meses, hasta el 22 de enero de 2014.

Lo interesante del Acuerdo Marco -y aquí viene lo noticioso en este nuevo capítulo de la historia- es la dirección con la que figura la empresa Griñó Ecologic en Uruguay. Tanto al comienzo como al final del documento, la compañía que decía representar Mercado Lozano figura con una dirección en Uruguay en la ciudad de Las Piedras, departamento de Canelones. Más precisamente en la dirección Pilar Cabrera 677.

Así nos va fue hasta Las Piedras y pudo constatar que en tal dirección no existe ninguna empresa sino un domicilio particular, y por cierto uno muy reconocido en la ciudad canaria ya que es la casa familiar del ex secretario general del Partido Socialista y dos veces diputado en las décadas de 1960 y 1970, Vivian Trías. En ese domicilio hoy vive su hijo, Facundo Trias.

En diálogo con Así nos va, Trias hijo dijo desconocer por qué su domicilio familiar figura en un Acuerdo Marco en el que él no tuvo nada que ver, ni del cual estaba enterado.

Trías hijo sí indicó en diálogo con Así nos va que conoce la empresa Griñó, y al publicista Mercado Lozano, ya que trabaja en el sector y a fines de 2012 mantuvo contacto directo con Juan Griñó -director de la compañía española- para presentarse a un llamado para participar de un “Data Room” convocado por Presidencia de la República para desarrollar el proyecto “Solución nacional a la valorización y disposición final de residuos”. Este proyecto apuntaba a la construcción de una planta de valorización energética de residuos en el área Metropolitana de Montevideo.

¿Cómo es posible que Alur haya firmado un acuerdo con una empresa española, cuya dirección en Uruguay tal parece que nada tiene que ver con la compañía? Será tarea del fiscal Luis Pacheco determinar si hubo o no algún tipo de conexión entre Alur, Griñó y la casa familiar del histórico líder del Partido Socialista.

Fuente: Carve 850



Comenta

Recomendado.