Adrián, el joven querido por todos asesinado a sangre fría

Yuber, o Adrián, como lo conocían en su pueblo natal, Paso Bonilla, en el departamento de Tacuarembó, vivía en Casavalle hace pocos meses. En la mañana de este miércoles, y en el marco de una rapiña, el joven de 18 años fue asesinado de un disparo a la altura del tórax, mientras repartía pan a un kiosko.

Junto a él estaba su novia, Tamara, con quien llevaba poco más de dos años de relación. Él había decidido mudarse a Montevideo para estar con ella por lo que después de conseguir un trabajo en una panadería, decidió marcharse de su pueblo y vivir en la casa de los padres de ella.

Según contaron allegados de la víctima a Telenoche, Adrián “estaba muy contento por estar trabajando”. “Todos lo querían por su humildad”.

Adrián tenía 18 años, era el más chico de seis hermanos y había estudiado en la escuela 26 de Paso Bonilla.

El joven fue trasladado con vida a la Policlinica de Capitán Tula, pero a causa de la gravedad de las heridas fue derivado al Hospital Pasteur, donde murió horas después. Su cuerpo será enterrado en Tacuarembó.

Fuente: Telenoche

Comenta

Recomendado.