Polémica en Atlántida por incautación de los famosos loros de Don Vito

Desde hace varios días las redes sociales se han visto colmadas de publicaciones en defensa del restaurante Don Vito de Atlántida en rechazo a la incautación por parte de Dinama de los conocidos loros del local.




Según indican referentes del restaurante,el pasado martes Dinama se presentó en el comercio con una orden de incautación de las aves alegando maltrato a través de una denuncia anónima presentada ante el organismo.

La denuncia indicaba que los tres animales, Roco, Romeo y Paca, se encontraban atados y mal alimentados. Sin embargo, desde las redes sociales, el restaurante informa que las aves son más que mascotas, son parte de la familia y ”nunca estuvieron atados. Siempre estuvieron sueltos, paraditos en sus perchas, sin molestar a nadie. Saludando a todo el que pasaba. Contestando las preguntas de los niños, acompañando a los músicos callejeros, o a cantar un cumpleaños feliz con nuestros mozos a los clientes. Siempre cuidados por todos nosotros. Buena comida, frutas, verduras, girasol. Durmiendo en cómodos jaulones, al resguardo en las noches, tapados con mantas.UNA DENUNCIA ANONIMA. Hay que ser muy cobarde. Hay que tener pocas agallas, por no decir otra palabra.
Si alguien puede hacer algo. Ayudarnos a que vuelvan. Todos nosotros, el personal y la patronal, sabremos agradecer.Son nuestras mascotas, desde bebes. Los AMAMOS. Gracias”




Los comentarios de apoyo hacia el restaurante son más que un testimonio de que los loros se encontraban en buenas condiciones, según los propios comensales del comercio.

Las aves desde hace mas de 10 años forman parte de la ”familia” de Don Vito,  por lo que tienen un apego lógico tanto con el personal como con los propietarios, quienes en este momento lamentan no tener la certeza de las condiciones en la cual se encuentran o si podrían resistir la separación luego de tantos años.

Varios comentarios en apoyo a el restaurante recuerdan la situación vivida en el años 2014 cuando el MGAP incautó a una ciudadana alemana una gata serval savannah, Shila, cruza de gato montés africano y gato doméstico, quien falleció en el zoológico de Durazno luego de la ingesta de un “objeto extraño”, deseando la historia no se repita.



Comenta
Loading...