Cáncer: 8.000 uruguayos mueren por año en Uruguay

Es la segunda enfermedad no transmisible que más mata en el país.

Cada año, unos 15.000 casos de cáncer son diagnosticados en Uruguay, de los cuales 8.000 llevan a la muerte de los pacientes, lo que hace de esta la segunda enfermedad no transmisible que más mata en el país, informó el ministro de Salud, Jorge Basso.




Durante su intervención en el marco del “C/Can 2025 Foro Regional de Alto Nivel”, el ministro también explicó que los hombres son los más afectados por la enfermedad, que suele manifestarse sobre todo en la próstata, el pulmón y el colon.

En las mujeres, por otro lado predomina la incidencia del cáncer de mama.

Sin embargo, acotó que “se registra una estabilidad en cuanto a las tendencias del cáncer a lo largo del tiempo en ambos sexos”.

En ese sentido, Basso recalcó que en Uruguay se dispone de estudios como screening, tamizajes y controles preventivos como la mamografía, la prueba de Papanicolau y la búsqueda de sangre en materia fecal.

Sobre la financiación de los tratamientos, Basso detalló que, además de las cápitas y cuotas que el Fondo Nacional de Salud otorga a los prestadores por cada usuario, un promedio equivalente a cerca de 100, “en el caso del tratamiento del cáncer existe un reaseguro a través del Fondo Nacional de Recursos (FNR), que financia con 8 dólares de los 100 todas las prestaciones de alto precio”.



Asimismo, afirmó que el cáncer genera “un mayor costo en la atención sanitaria en un país que destina a ese fin 9,2 % del producto interno bruto, equivalentes a unos 5.000 millones de dólares”.

También destacó la importancia del Programa Nacional de Control del Cáncer, que busca prevenir la enfermedad través de una campaña de disminución del consumo de tabaco y de promoción de una alimentación saludable, además de implantar tratamientos adecuadas y mejores cuidados paliativos.

De la misma forma, resaltó el hecho de que se haya incorporado en el país la vacuna contra el virus del papiloma humano (HPV) sin costos para niñas adolescentes, aunque no es obligatoria.

Además, indicó que se incorporaron nuevos estudios y tratamientos que “demostraron clínicamente un significativo resultado en términos de costo-efectividad” y que se desarrolló “una investigación oncológica con énfasis en el trabajo con universidades”.

Por ultimo, el ministro alabó los avances alcanzados en los sistemas de información y registro respecto a la historia clínica electrónica nacional y, principalmente, la oncológica.

“Es imposible gestionar al sector salud sin un potente sistema de información que permita el seguimiento a tiempo real de la calidad asistencial y del gasto, dos componentes sustantivos que debe administrar cualquier rectoría hoy en el sistema de salud”, concluyó Basso.

Fuente: EcosUy



Comenta
Loading...